Una historia agridulce. La historia detrás de “Bitter Sweet Symphony”.

The Staple Singers – This Maybe The Last Time

La canción gospel del grupo The Staple Singers (1955), es una canción tradicional        grabada por varios artistas y sin que nadie sea dueño de sus derechos. Sin embargo, cuando los Rolling Stones la grabaron en 1965, muchos fans sintieron que habían arrebatado esa canción dado que se basaron en ella para hacer su tema, The Last Time. The Staple Singers nunca recibieron nada por ella debido a que los Rolling eran una banda muy exitosa que rehacían muchas canciones de artistas negros, para convertirlas en hits.

Se consideró que The Staple Singers deberían haber sido recompensados de alguna manera.

The Rolling Stones – The Last Time

Aunque esta canción está acreditada a Mick Jagger y Keith Richards, se basa en gran medida en la canción gospel tradicional, grabada por primera vez por The Staple Singers. Los Rolling cambiaron el significado de la canción; la versión de The Staple Singers era más edificante y espiritual.

Fue grabada en Los Angeles en 1965 con la ayuda de Phil Spector, y llegó a alcanzar el número uno en Reino Unido y el nueve en EEUU.

Andre Loog Oldham Orchestra – The Last Time

El 3 de Junio de 1966, The Adrew Loog Oldham Orchestra lanzó un LP titulado, “The Rolling Stones Songbook”, que constaba de 10 versiones orquestales de canciones de los Rolling incluyendo The Last Time.

The Verve – Bitter Sweet Symphony

Bitter Sweet Symphony de The Verve fue lanzada el 16 de junio de 1997 y alcanzó el número dos en Reino Unido y el once en EEUU. Formó parte de su aclamado album, Urban Hymns, que fue lanzado el 29 de septiembre de 1997.

El mánager de los Rolling, Allen Klein, demandó a The Verve por usar un sample de The Andre Oldham Orchestra en su canción (Bitter Sweet Symphony). Mientras The Verve había previamente obtenido el derecho de usarlo, Klein decidió, poco tiempo antes de que la canción fuese lanzada, que la banda había usado más de lo que habían pactado. The Verve siempre lo negó.

Klein les exigió el 100% de los derechos y demandó a The Verve en nombre de Abkco Records, que son los dueños de los derechos de todo el material de los Stones desde la década de 1960. The Verve le cedió todos los derechos a Mick Jagger y Keith Richards a pesar de que ninguno de ellos había escrito una sola palabra o nota de la canción.

The Verve puso cerca de 50 pistas de instrumentación que incluían arreglos, para crear una canción completamente nueva. La melodía orquestal grabada por The Verve contenía el sample de la grabación original. Como se puede escuchar en la versión extendida de la canción lanzada en el primer single del disco Urban Hymns, dado que llega un momento en el que desaparecen varios instrumentos y queda el sample original prácticamente solo (aunque en la versión “normal”, la que sale en el álbum Urban Hymns, también se puede escuchar de fondo).

En en lapso de tiempo que va de 4:20 a 4:42 se puede escuchar clarísimamente el sample de la versión orquestal de The Last Time. El single fue sacado en junio de 1997 con lo que The Verve nunca ocultó el sample que según ellos habían pactado.

El bajista de The Verve Simon Jomes declaró:

“Nos dijeron que iba a ser 50 y 50 para cada uno, pero luego vieron lo bien que sonaba y decidieron que querían el 100% de los derechos o retirar la canción de las tiendas. No nos dejaron otra opción.

La banda finalmente resolvió el problema fuera de los juzgados, y entregaron el 100% de sus derechos de la canción a Allen Klein porque parecía más barato que luchar legalmente con la posibilidad de perder el juicio.

Pero las cosas podían empeorar y eso fue lo que sucedió. Fueron demandados por el primer manager de The Rolling Stones, Andrew Loog Oldham.

Allen Klein pleiteó con The Verve en base a sus derechos sobre la canción, pero Oldham poseía los derechos de las notas del sample. Así que finalmente la banda de Richard Ashcroft lo perdió todo. No solo The Verve no podía ganar dinero con su mayor éxito, sino que también se les quitó el control de la canción.

El problema llegó a instancias legales donde The Verve se vio obligado a compartir los derechos de la misma. La compañía que poseía los derechos argumentó que lo utilizó “más de lo estipulado”.

Sin embargo, y teniendo en cuenta el éxito que la canción estaba teniendo, una nueva instancia judicial obligó a The Verve a ceder el 100% de las ganancias que la misma generara.

Así, después de que el grupo rechazase una oferta de Nike para usar “Bitter Sweet Symphony” en un anuncio, la compañía usó su canción después de comprar la licencia a Allen Klein.

“La última cosa en el mundo que quería es que se usase una canción mía en un anuncio“, dijo Richard Ashcroft, “todavía estoy enfermo por ello“.

Para colmo de males, Bitter Sweet Symphony fue nominada a un Grammy 1999 (Rock Song, award goes to songwriter), y debido a la sentencia desfavorable, transfiriendo los derechos (incluido los de autor) de la canción de The Verve a Allen Klein y The Rolling Stones, la nominación fue para Mick Jagger y Keith Richards.

En una entrevista Richard Ashcroft dijo: “Ésta es la mejor canción que Jagger y Richards han escrito en los últimos 20 años”

Este eterno clásico ha tenido (y sigue teniendo) un enorme éxito. Consiguió abrirle muchas puertas al grupo aunque nunca les diese ningún beneficio económico.

Al fin y al cabo fue… agridulce.

“We all know which’s the next one. This one it’s a cover of a  Staple Singers song”. (Traducción: Todos sabemos cuál es esta canción. Es una cover de un tema de The Staple Singers)  Ashcroft dijo esto irónicamente en uno de los conciertos que The Verve realizó en 2008.

En una entrevista para la revista Q publicada en enero de 1999, le preguntaron a Keith Richard si pensaba que fue excesivo todo lo que le ocurrió a The Verve con el tema de los derechos, etc. Él respondió: “Yo no tengo nada que ver en esa mierda de movidas de abogados. Si The Verve puede crear una canción mejor que esa, entonces pueden quedarse con el dinero.

El 7 de octubre de 2008 el exmánager de los Rolling Stones bromeó para Uncut diciendo que se había comprado “una correa para el reloj bastante presentable” con las ganancias  obtenidas por la canción. “Ellos [Mick Jagger y Keith Richards] tienen un reloj y yo tengo una correa bastante presentable. Ese es mi pequeño pedazo”.

“En cuanto a Richard Ashcroft, bueno, no sé cómo un artista puede verse seriamente dañado por esa experiencia. Los compositores han aprendido a llamar a las canciones sus hijos, y él piensa que escribió algo, pero él no lo hizo. Espero que lo supere. Le llevará su tiempo.

Artistas/grupos como: Limp Bizkit, Noel Gallagher… realizaron covers de la canción en donde señalaron que fue escrita por Richard Ashcroft.

Chris Potter, el productor del disco, declaró lo siguiente con respecto al tema:

Bitter Sweet symphony comenzó con el infame sample de Andrew Loog Oldgam. Luego se le añadió la batería y el bajo. El sample usado en la grabación es muy corto. Es una progresión básica de acordes y un par de bongos. No está incluido los instrumentos de cuerda (violines, violas, contrabajos, etc) No es gran cosa. He visto que decían que los violines habían sido copiados del sample, eso es una puta mentira.

Entonces comenzamos a añadir las guitarras, voces y demás. Recuerdo que usamos un montón de loops. Creo que algunas guitarras “loopeadas” comienzas al principio de la canción y finalizan cuando esta concluye. No hicimos muchos arreglos hasta bastante llegados al final del proceso de grabación. Aún no lo habíamos decidido. […] Hay muchas guitarras tocadas por Nick McCabe al principio de la canción. Fue una de las primeras que grabó. Él es capaz de crear cosas increíbles que nunca has oído antes. […] También toca una Coral Electric Sitar. […] ”

Adjunto una foto de los créditos que vienen en el libro del CD del álbum:

A Ashcroft solo se le reconoce la letra.

‘Cause it’s a bitter sweet symphony, that’s life
Trying to make ends meet, you’re a slave to money then you die
[…]

Porque es una sinfonía agridulce, es así la vida.
Intentando llegar a fin de mes, eres un esclavo del dinero entonces mueres
[…]

Anuncios

Acerca de SpanishLuckyMan

Amante de la buena música.
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, The Verve. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una historia agridulce. La historia detrás de “Bitter Sweet Symphony”.

  1. Cutres-NO, gracias dijo:

    Es una vergüenza cómo pueden ser tan cutres, agarrados, miserables y caraduras Jagger y Richards. Con el agravante de estar forrados. La de Ashcroft no tiene nada que ver con su canción. Sí se parece a la del orquestador, pero sólo 5 acordes. Vergonzoso, cutre, demuestra su calidad humana, por muy buenos músicos que sean, que tampoco son tan buenos. Y ni por asomo podrían haber compuesto lo que han sacado The Verve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s